Seleccionar página
Escríbenos para que podamos encontrar el servicio que mejor se adapta a tus necesidades:

Contrato de suministro

El contrato de suministro es uno de los seis contratos diferentes que existen en el marco legislativo español en base al criterio de finalidad contractual. Según la Ley 9/2017 de Contratos del Sector Público, refiere a aquellos contratos cuya finalidad principal es la adquisición y alquiler de productos o bienes muebles por parte de algún organismo de la administración pública a una empresa privada. Es decir, mediante estos contratos, una empresa adjudicada mediante licitación pública o privada provee a un ente público de determinados productos o bienes.

Esto implica varias situaciones diferentes. Por un lado, aquellas situaciones en las que la empresa privada tiene que entregar periódicamente una serie de bienes y por precio unitario. Por otro lado, aquellas situaciones en las que la empresa tiene que proveer de sistemas de telecomunicaciones o de autorización para explotación de un software determinado. Por otro, aquellas situaciones en las que la empresa deba fabricar algún producto de una manera personalizada para la administración. Y, por último, aquellas en las que media un contrato de luz.

Contratar suministro eléctrico

El contrato de suministros eléctricos es uno de los contratos de suministro más extendidos en nuestro país. A través de él, una empresa distribuidora de energía eléctrica se compromete a proporcionar esta última a un ente público bajo unas condiciones técnicas preestablecidas. Tiene una característica muy importante: la electricidad suministrada por las diferentes empresas distribuidoras es la misma. No hay una diferencia en cuanto a calidad entre las distintas ofertas. Por tanto, la adjudicación del contrato depende totalmente del precio del suministro.

Por otra parte, una de las características del contrato de suministro eléctrico es que es un contrato personal, siendo obligatorio que solo su titular sea el usuario efectivo de la energía. Por tanto, la administración no puede usar la energía en un emplazamiento distinto al fijado en el contrato. Tampoco cederla ni venderla a terceros. Y, además, el contrato deberá tener una duración determinada con posibilidades de prorrogación. En ese sentido, el contrato de suministro es muy beneficioso para las empresas distribuidoras debido a su estabilidad.

Modelo de contrato suministro

Cada contrato de suministro es único y cuenta con sus propias particularidades. Pero todo modelo de contrato de suministro debe contener, necesariamente, determinadas informaciones. Como la identidad y la dirección de la empresa distribuidora de energía. La duración del contrato, así como las condiciones necesarias para que se produzca una posible renovación o rescisión del mismo. Los niveles de calidad mínimos que poseerán todos los productos o bienes suministrados por la empresa. O los precios y tarifas que tendrán los mismos.

Pero también otras informaciones como los procedimientos de resolución de conflictos, las penalizaciones que deriven del incumplimiento de contrato o cualquier otra cláusula que ambas partes (contratante y contratado) consideren oportuna. Como todo contrato laboral, el contrato de suministro requiere muchos conocimientos y experiencia. Si deseas presentarte a una licitación pública de contrato de suministro, o incluso si has ganado una y necesitas desarrollar el mismo, contacta con nosotros y te asesoraremos a lo largo de todo el proceso.

Llámanos

696 927 747652 474 074

Dirección

C/ Emiliano Barral, 13 B Local, 28043 Madrid

“Analizamos. Asesoramos. Actuamos. Licita Pyme le acompaña en todo momento. Somos expertos en licitaciones y concursos públicos”.

Escríbenos para que podamos encontrar el servicio que mejor se adapta a tus necesidades: